Cómo “Gabrielizar” el McDonalds…

He aquí una pregunta de uno de mis lectores:

“En el trabajo, los viernes mi jefe a veces encarga
McDonald para todos. Yo no quiero comer ese tipo
de comida, pero rechazarla es de mala educación.
¿Qué puedo hacer?”

Mi respuesta:

Para “Gabrielizar” el McDonalds, tira el panecillo,
corta la carne en pedacitos, y pide una ensalada.

Ahora tienes alimentos vivos (ensalada), tienes
proteína (la carne por encima), y si puedes, espolvorea
un poco de semillas de lino por encima, y ahora tienes
un plato decente.

¿Es esto una comida fantástica?

No, no es fantástica. Pero es mejor que muchas, y
ahora puedes comer con tus compañeros y no
sentirte incómodo durante esas comidas de trabajo.

Las comidas de McDonald no tienen la energía vital
que tu cuerpo quiere y necesita – pero eso ya lo sabes.

Ocasionalmente, todos nos encontramos en situaciones
en las que lo único que hay para comer son alimentos
muertos. En aviones, en fiestas, de vacaciones… va
a pasar, y es normal.

¡Espero que esto te ayude!

Adelgazar sin dietas en posible

Dejar comentario

Your email address will not be published.

fourteen − 2 =